Skip to content

De compras

09/03/2008

Esta mañana le he comprado un tiesto rosa a Lola. Y la he regado como me ha dicho el señor de la floristería: llena el tiesto de agua hasta que cubra el otro tiesto de la planta (el típico marrón). Saldrán unas burbujitas, eso es que todo va bien. La tienes así unos cinco minutos, la sacas y la escurres bien. Y ya no tienes que volver a regarla en un mes.

Así que ahí la he dejado, al solecito del balcón. Y la acabo de meter a casa que por la noche hace frío en la calle. Mi intención era subir una foto para que la conociérais, pero estoy teniendo algunos problemas (también con los comentarios) que espero solucionar en unos días.

Mientras mimaba a Lola he hecho cordero en el horno. Compré una pierna de cordero lechal en la carnicería. La he puesto en una bandeja de cristal con un poco de aceite de sésamo, agua cubriendo el fondo, abundante tomillo (ya que no le puedo echar sal) y unos espárragos trigueros para acompañar.

Me ha quedado rico (era mi primera vez y creo que he heredado la mano para el cordero de mi padre), pero me ha estado repitiendo toda la tarde, así que tendré que descartarlo… Es una pena.

También he hecho versionado un cocido. Garbanzos, un trozo de morcillo, comino (en vez de sal), puerros y espárragos trigueros. Es lo que comeré mañana.

Y por la tarde me he ido de compras. He vuelto al supermercado Origen y he comprado cosas nuevas para probar: quinoa y espelta hinchada. Se pueden tomar con leche, como si fueran cereales de desayuno. Si están buenos, me va a evitar tener que estrujarme la cabeza cada mañana. Y un montón de nueces, que quiero hacer (cuando tenga un ratín) la receta de pan de nueces que viene en el libro de Cala h. Cervera.

Y como ya he empezado a obsesionarme un poco con el gel, el champú y las cremas (llenas de productos químicos que seguro que me hacen daño en la piel), he comprado unos que he encontrado en el súper. Se me ha acabado la crema de aloe que tanto me aliviaba (pero ya se la he encargado a la chica de la herboristería, que se preocupa mucho por mí, por cierto), así que para usar algo mientras me llega, he comprado gel de aloe ecológico, de Aloe Pura Laboratories. Me pienso embadurnar antes de irme a la cama, porque me vuelve a picar todo.

También he comprado champú de Aloe, de la marca Urtekram. Huele muy bien. Y he encontrado un gel de baño de algas, de Tot herba. He elegido ese porque el de Aloe Vera no me gustaba cómo olía. La cosmética ecológica, como todos los productos ecológicos, es bastante más cara que los productos normales, pero creo que merece la pena. Mañana los pruebo y os cuento.

Después me he ido a la pescadería del Corte Inglés, esta vez a Goya, y he comprado un par de salmonetes hermosos. Le he pedido al pescatero que me los hiciera en lomos, y así me da para cuatro veces. He congelado dos, porque la semana que viene entre que tengo que ir al médico y algunas otras cosas más que tengo que hacer, no voy a tener un segundo para ir a comprar comida.

Cuando he salido, me he metido a un Vips a comprar El País y Todo sobre mi madre, de Pedro Almodóvar (que venía con el periódico), y he salido de allí con cuatro libros. A 5.95 cada uno. Están llenos de recetas listas para versionar o darme ideas: Cocinar: todo lo necesario para cocinar bien en poco tiempo, de Sabine Sälzer y Sebastian Dickhaut; Las buenas hierbas, de Jennie Harding; Cocina Vegetariana: para disfrutar de la cocina… sin carne ni pescado, de Cornelia Schinharl y Sebastian Dickhaut y Cocina biológica fácil, de Parragon Books. No lo puedo evitar, lo mío con los libros (y a ese precio) quiero decir.

Mañana quiero ir a Expovital, una feria sobre alimentos, productos ecológicos, cosmética natural y plantas medicinales, entre otros, que se celebra estos días en Ifema. La verdad es que me he enterado en el súper cuando estaba preguntando a una de las dependientas qué productos tenían para calmar mis picores. Me ha dicho que ayer estuvo allí y que le hablaron de una crema que viene muy bien para la Candidiasis, pero no se acordaba de la marca. Así que mi intención es ir allí e investigar. Ya os contaré. Por cierto, en el súper me han regalado una entrada de profesional y otra de público general con un descuento del 50%, todo un detalle. Si alguien se anima, la entrada cuesta 10 euros y está abierto de 10.00 a 19.00 h.

3 comentarios leave one →
  1. 09/03/2008 03:01

    Izaskun, qué suerte con las entradas, de buena gana me iba contigo a Expovital, íbamos a disfrutar un montón. Qué envidia el supermermercado ese que pones ahí, Origen, hay una burrada de cosas!!!!!. Mi herboristería es grande pero jolín esto es inmenso!!!. Aquí en Valencia tenemos la Herboristería Navarro que es una maravilla, tienen muchas cosas pero claro, ese super tuyo es enorme. Saluda de mi parte a Lola. Si te puedo hacer una recomendación mejor no abuses de la carne, si puedes comer pescado es mucho más sano, el cordero es muy pesado. Disfruta esos libros y ya me cuentas si haces alguna receta.
    Un besote.
    Ana

  2. 09/03/2008 05:36

    Con gusto te acompañaría al mercado y juntas inventaríamos algunas opciones para que comas, pero estoy muy lejos.

    Oye eso de la aloe me hace pensar que en México se usa también en licuados medicinales para muchas cosas. Hoy nada menos vi un puesto en la calle que la tienían en un bote con agua y de ahí agarraban las pencas, las pelaban y sólo ponían la pura babita que tiene adentro, la mezclaban con nopal crudo, toronja y piña, a de ser re bueno para ir al baño. Si ya sé que con la fruta no lo podrías comer.

    Yo apenas hace unas semanas tire a la basura un montón de hijos de mis aloes que tengo en la azotea porque ya nadie de mis vecinas quiere. ¿Qué tan especial es esa que compraste?

  3. 09/03/2008 14:29

    Hola Ana, la verdad es que sí, lo de tener variedad de supermercados y herboristerías es una de las ventajas de Madrid. Pero internet tiene muchas ventajas. Mi madre por ejemplo compra naranjas por internet, naranjas lola se llama la empresa, y cada vez es más habitual que se puedan comprar cosas así. No sé si lo haces, pero a lo mejor te interesa.
    El cordero ya lo he descartado, definitivamente, pero tenía que probar, porque no tengo demasiadas opciones.

    Hola Carmen, sí, sé que el Aloe se usa para hacer batidos también, pero gracias. De hecho he encontrado una página donde explican cómo hay que prepararlo: para hacer cremas, para batidos, para comer, para gel…
    Y en cuanto a cómo de especial es, pues no sé. No tenía intención de comprar una, pero pasé por una tienda, la vi entre otras plantas y tuve que comprarla. Fue un impulso. Había aloes más grandes y bonitas que Lola, pero tenía que ser ella. Así que para mi ya es muy especial.

    Luego os cuento qué tal en Expovital. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: