Skip to content

Vuelta a la rutina

24/03/2008

Hoy he vuelto a la rutina. Después de cuatro días de relax, no he sufrido, ni por asomo, el síndrome postvacacional ese del que tanto se queja la gente. El día se me ha pasado volando y he tenido tiempo, a la hora de comer, para escaparme al super ecológico Natura Si, que está muy cerca de donde trabajo. Ya os he dicho alguna vez que ese super no me gusta demasiado porque tienen todo como muy dejado, pero a falta de pan, buenas son tortas. De hecho, hoy tenían la mayoría de las estanterías medio vacías. Así que he comprado: mijo inflado (no había espelta, pero así lo pruebo), anarcados (ya sabéis que no puedo vivir sin ellos) y unas tortitas de arroz con tres algas (Nori, Dulse y Lechuga de Mar) de la marca La finestra sul cielo. Tengo ganas de probarlas.

También he encargado el antifúngico en la farmacia porque ya se me está acabando.

Y ahora por la tarde, después de salir de trabajar, me he encontrado con Jesús, uno de mis naturistas en el metro (últimamente me los encuentro en todos los lados). Y me he acordado de una cosa que le quería preguntar. Estos días, desde que me doy los productos de bluecap, me he dado cuenta de que cuando estoy en la ducha, que la piel de los eccemas se ablanda y entonces me pica. Me ha dicho que es normal. Así que le he preguntado si podía ir a la piscina y me ha dicho que no, que el cloro no me va a hacer ningún bien. Tampoco el agua del mar. Lo que no me haría tanto daño sería una piscina donde en vez de usar cloro usaran ozono, pero él no conoce ninguna por aquí… y yo tampoco.

Así que supongo que no podré compartir con mis amigas la sesión de spa que habíamos planeado para este domingo. O igual sí. Ya veré.

Y al llegar a casa, y abrir mi correo, una buena noticia. Cesta Verde, una página web que distribuye productos ecológicos ha cambiado su forma de vender. A ver que me explique, jaja. Los descubrí hace un tiempo, pero hasta ahora sólo vendían unas cestas ya hechas por ellos, a las que se les podían añadir productos. Estuve emaileándome con Manuel, de soporte, y le expliqué que me interesaba mucho comprar sus productos pero que no me merecía la pena porque la mayoría de las cosas que enviaban en las cestas ya hechas no las podía comer. A ver si no había alguna manera de que yo misma me pudiera hacer la cesta. Que con que me dijeran cuál era el pedido mínimo ya estaba. Pues no sé si gracias a eso, pero me ha llegado un correo en el que me dicen que desde hoy cada uno se puede hacer su propia cesta desde medio kilo. En cuanto se me acaben mis provisiones pediré una a ver qué tal.

Ahora mismo me pongo a seguir leyendo el libro para dejar de fumar, no vaya ser que alguien más me riña. :P

6 comentarios leave one →
  1. 24/03/2008 20:37

    Je, je me encanta leerte, eres total, no te pongo cara, no tengo ni idea detrás de esa ternura qué ojitos habrá pero te mereces todo porque te lo estás luchando a base de bien. Me alegra lo que me cuentas de las cestas, les daré un vistazo porque es un gran adelanto poderte elegir lo que necesitas y no tener que cargar con lo que ellos quieren. No sabes cómo me alegra que puedas hecerte estas empanadillas, estaban buenísimas.
    Un beso.
    Ana

  2. 24/03/2008 21:54

    Jo… gracias Ana. Las empanadillas ya están en el horno, esperando a que se doren. Mmm… si me animo, luego lo cuento, si no, mañana.
    Pero tengo una mala noticia para ti, porque creo que los de Cesta Verde sólo reparten en Madrid, pero si buscas, seguro que encuentras algún distribuidor en Valencia…
    Mi madre compraba naranjas por internet, así que… :)

  3. 24/03/2008 23:16

    Ah bueno, no pasa nada, siempre queda Recapte, los conoces?. Y si no a mi herboristería que allí venden de todo. Al menos eso me hace salir de casa.
    >_<

  4. 24/03/2008 23:25

    No, no los conozco, pero ahora mismo los busco. Y oye, que no me entere yo que necesitas escusas de esas pa salir de casa… porque ¿irte a darte una vuelta a la playa no te parece suficiente escusa? Te descalzas, andas por la orilla, te da el aire, te despejas, haces ejercicio y encima te poner morena…
    Con lo que daría yo por poder hacer eso aquí…

  5. 25/03/2008 01:07

    Qué dices?, no sabes el frío interior que tengo, no tengo pelo, me canso de cualquier cosa. Ya sé que vivo en un lugar privilegiado pero estoy muy refugiada en casa, me gusta mucho estar en casa, no puede darme el sol por la quimio. Ya queda menos, en junio creo que habré acabado el tratamiento y quizás te pueda decir lo contrario, pero ahora no me seduce nada eso de ir a la playa, se me eriza la piel sólo pensarlo.

  6. 25/03/2008 21:56

    Mmmm… lo siento, no había caído en que no te podía dar el sol. Pero bueno, seguro que te puedes dar una vuelta o irte a un parque, aunque sea con una sombrilla o algo :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: